menú

¡2017 ha sido un gran año!

Tras cuatro años del nacimiento de Más Por Ellos en Kenia, tres años del despertar de KUBUKA en Zambia, y año y medio de la fusión de ambos, 2017 cierra con infinidad de alegrías, caras nuevas en el equipo, nuevos socios y empresas colaboradoras, despedidas y alguna tristeza, pero sobretodo: gran cantidad de lecciones aprendidas.

El año empezaba con dos nuevos proyectos en Zambia: por un lado, inaugurábamos el centro de tutorías para alumnos que necesitaban clases extra, y ya tenemos cinco profesores que dedican sus tardes a reforzar las asignaturas más importantes de los niños y niñas de Mwandi; por otro lado, el proyecto de Acróbatas empezaba a coger forma, y actualmente tres tardes a la semana el grupo entero se reúne para educar en valores a los más pequeños a través de las acrobacias. También en Zambia estrenábamos colegio nuevo en Kasiya, dos aulas y un despacho acercaban la educación a más niños de la comunidad. Kenia inauguraba su primer curso de la escuela politécnica (Kyawaa Vocational Center) donde ya se imparten módulos de Carpintería y Costura, y Good Samaritan empezaba a contar con una nueva persona contratada para hacer el seguimiento de los niños.

Abril fue un mes de retos cumplidos: Nico llegaba a Kenia después de 6 meses pedaleando su bici y Enhamed cruzaba el estrecho de Gibraltar guiado por Fran. Dos ejemplos de auténtico valor y superación que animaron a más valientes como Nacho, Salva y Vini a llegar hasta Mongolia con el único fin de recaudar fondos para KUBUKA. También lo consiguieron, y gracias a ellos y muchos más colaboradores.

Además, 2017 se ha convertido en un año de reformas y mejoras que han hecho que avancemos un paso más en los proyectos: nueva huerta en Lisha Children’s Home y nueva casa para la producción de gallinas en Safe House que ayudará a la autosotenibilidad de los proyectos; mejoras en los dormitorios, baños, escaleras de Good Samaritan para mejorar la higiene y evitar accidentes; nueva valla en la huerta para proteger los cultivos y nuevo sistema de regadío por goteo en la Huerta de Maramba; nuevo autobús para los jugadores de 4 Stars; nuevo camión para transportar el material de Kleanbera…

Seguíamos creciendo por lo que hacían falta más manos: aumentamos el equipo de voluntarios de España, contratamos a una matrona para Safe House y fisioterapeutas para St. Francis, ofrecimos formación a cinco profesores de Humanitas y contratamos a una nueva persona para trabajar desde Madrid. Desde que empezaron a formar parte de la familia KUBUKA, lo dieron todo y nos dimos cuenta una vez más que lo importante no es llegar rápido, sino llegar lejos, y solos no íbamos a conseguirlo. Cada uno a su manera fue aportando su granito de arena: unos con su tiempo, otros con aportación económica, algunos con material, y todos desde la humildad con su conocimiento.

Octubre fue un mes agridulce. Desde Kenia nos llegaba la mejor de las noticias: después de dos años de relación, reuniones y diversas situaciones, los primeros niños de Good Samaritan se trasladaban a Tala. Hoy, Lisha Children’s Home cuenta además con otros tres niños nuevos. Mientras tanto, desde Zambia recibíamos otra lección de humildad y uno de nuestros proyectos de emprendimiento, el restaurante Zammex, colgaba sus cuchillos, apagaba sus luces y bajaba el telón para dejar espacio a otra función.

Paralelamente a todo esto, desde España seguíamos organizando eventos, vendiendo productos de merchandising, realizando charlas en coles, empresas o foros para captar fondos y sensibilizar. Tres países unidos por un mismo objetivo, remando desde el mismo barco en una misma dirección.

Como veis, 2017 ha sido un año con mucho de todo y poco de nada, porque nuestro día a día es ese: trabajar y trabajar, para que los proyectos salgan adelante, para que más personas en Zambia y Kenia puedan ver cómo sus comunidades crecen gracias a su trabajo, para que más niños y niñas reciban una educación… 

Se va un año en el que hemos logrado muchos retos pero muchos otros se presentan en 2018. Lo mejor de todo es que en este tiempo nos hemos dado cuenta de que con ganas, una buena estrategia y mucho corazón podemos con lo que se nos presente.

¡¡Allá vamos!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar