Carta de nuestros voluntarios: Parte 1

Hace casi medio mes que aterrizamos en Kenia para empezar nuestra labor como voluntarios con Más Por Ellos. Desde un inicio nos introducimos en la cultura más profunda de este país y qué mejor lugar que Tala, que nos traslada a nuestros más primitivos orígenes, permitiéndonos apreciar todo aquello que pasa desapercibido en nuestra vida diaria. Nos han acogido como un miembro más de esta gran comunidad kamba. Nos han enseñado a aprovechar los recursos naturales para poder vivir con lo esencial. Sin olvidar que esto es el punto de partida de la gran labor de Más Por Ellos, habiéndonos hecho sentir parte de cada ladrillo que construye este hogar.

la foto 2

Pero todo cobra más sentido cuando te encuentras realidades como las de Saint Francis. La llegada no fue fácil, no te imaginas que una veintena de niños con algún tipo de discapacidad mantengan una sonrisa de oreja a oreja en condiciones tan distintas a las que conocemos. Pero convivir con ellos durante tres días nos dejó una sensación muy distinta, parece increíble como el amor y su gran sentido de responsabilidad hace que adquieran roles de padres y madres con apenas diez años, formando entre todos una gran familia difícil de olvidar.

 la foto 3

Sí creíamos que lo habíamos visto todo es porque aún no nos habíamos adentrado en la situación de Mama Mercy. Cada rincón reclama atención y te paraliza el caos de no saber por donde empezar: bebés en continuos llantos pidiendo a gritos el calor de unos brazos, miradas que se pierden en la oscura realidad que les rodea, hasta ocho niños amontonados en una misma cama, comidas alrededor de una tapa de basura, olores indescriptibles que forman parte de su supervivencia en Good Samarithan… Y aún así, debemos resignarnos a pensar que han de agradecer no vivir en la calle.

 la foto 4

Aún nos quedan muchas emociones que descubrir en esta última etapa del proyecto y lo mejor es poder enriquecernos de la diversidad de nuestros compañeros siempre motivados por una misma causa: SÍ ES POSIBLE HACER MÁS POR ELLOS.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.