menú

Ramassà ¡Oé!

Hace unas semanas recibimos en Kibera la visita de la Associació Esportiva Ramassà, una entidad deportiva que es mucho más que un equipo de fútbol. Creada hace casi 50 años, desde el año 2014 contribuye a financiar proyectos de ONG que fomentan la igualdad de género, la educación y la reducción de las desigualdades en África. Tras pasar por distintos países, este año tocaba Kenia, y en KUBUKA hemos tenido la gran fortuna de contar no solo con su ayuda económica y material, sino también con su presencia. Durante dos días les acompañamos por distintos lugares y pudimos comprobar, tanto su sensibilidad a la hora de acercarse a la realidad de Kibera, como la cálida acogida que todos los miembros de la comunidad, en especial los niños, les dispensaron. ¡Nos vamos de partido! El primer día nos fuimos con los profes y niños de Lisha a verles jugar contra los Leopard. Fue un placer disfrutar del estadio lleno, donde cantamos, aplaudimos y animamos sin parar. Aunque los Leopard perdieron, el resultado fue lo de menos. El partido no solo nos hizo pasar un buen rato, sino que sirvió para que todos hiciéramos equipo. De visita por Kibera El segundo día fuimos los guías del Ramassà en su visita por Kibera. Primeramente visitamos el colegio de Humanitas. Allí, los niños cantaron y bailaron para darles la bienvenida, y la expedición del Ramassà pudo comprobar de primera mano la labor que se realiza en sus aulas. También aprovechamos la jornada para que conocieran Klinbera y el Ciber. Tras estas dos paradas, fuimos a KICA, una iniciativa puesta en marcha por jóvenes de Kibera para ofrecer opciones de ocio, cultura y arte que ayuden a los niños y jóvenes a labrarse un camino diferente al de la delincuencia o las drogas. Después de la visita, compartimos una agradable comida donde tomamos pilau (arroz con pollo), sukuma wiki (espinaca) y, ¡cómo no!, chapati. ¡Más fútbol! Como no podía ser de otra manera, la visita tenía que terminar con otro partido. Esta vez entre el Ramassà y el equipo del barrio. El partido era tan importante que ¡hasta contamos con nuestro propio comentarista! El clima que se creó fue tan especial que, al terminar el encuentro, todos comenzaron a saltar y a cantar al unísono “Ramassà ¡Oé!, Ramassà ¡Oé!” Visita a la embajada… Y la ayuda y el material donado Para terminar las dos intensas jornadas, acompañamos al equipo a la embajada, donde la embajadora agradeció su visita y recibió material donado por la entidad deportiva. Además del fantástico recuerdo que se llevaron y que dejaron las personas del Ramassà en su visita a Kibera, también nos dejaron ayuda material. En concreto, cuarenta bolsas de deporte repletas de equipamiento deportivo y escolar totalmente nuevo a los que los niños ya están dando buen uso. Como habéis podido comprobar, la visita fue todo un éxito y una experiencia inolvidable tanto para Ramassà como para nosotros. Ahora solo nos queda desear que la próxima parada sea en Zambia. ¡Gracias Ramassà! y ¡Oé!

Buscar