¡Empezamos festejando!

¡Empezamos festejando!

No era un cumpleaños, ni una graduación, ni siquiera un logro de la ONG, simplemente nos juntamos para celebrar que un nuevo año aquí estamos todos y que se inicia una etapa con muchísimos retos e ilusiones para los que necesitamos toda la energía del mundo. Y eso hicimos, transmitirnos buenas vibraciones, experiencias vividas, anécdotas, sentimientos, objetivos, fortaleza, nuevas ideas…

Fue el pasado sábado, tuvo lugar la cena de voluntariado KUBUKA 2018 y nos re encontramos con muchos amigos y amigas; unos que conocimos en terreno, otros con los que coincidimos en la oficina de Madrid y muchos con los que solamente hemos hablado por whats app y a los que nos hizo muchísima ilusión poner cara. Las conversaciones corrían como la pólvora, incluso había que guardar turno para hablar un ratito con aquella persona que te abrió las puertas de KUBUKA o con aquella otra que te apoyó en tus primeros días en terreno. Había ganas de saber, recordar, abrazar…

Tras los saludos y la primera toma de contacto, se iniciaron algunas actividades que habían organizado los responsables del evento y que tenían el objetivo de que todos disfrutásemos de la noche (¡Gran trabajo!). El pistoletazo de salida lo dio un video sobre los proyectos que se están desarrollando en Kenia y Zambia y, en especial, los logros del pasado año. Porque no hay nada tan genial que ver plasmado en imágenes el buen trabajo que se está realizando. Y después, risas y más risas, nos dividimos en varios grupos cuyos nombres hacían referencia a proyectos: Politécnica, Kleanbera, Four stars y Maramba. Cada uno con su respectivo equipo, todos en sus posiciones y… ¡comenzó el juego! Tuvimos que poner a trabajar nuestras neuronas con un trivial de lo más variado y después le tocó el turno a nuestras maravillosas gargantas de sopranos y barítonos, ¿os acordáis del programa Furor? Pues eso…

Y cuando ya estábamos afónicos y algo cansados, nos dejamos llevar por la música y el buen ambiente que se respiraba en cada rincón del restaurante J’leos donde nos trataron fenomenal y nos dieron de cenar muy rico. Y así pasó la noche…

Hoy solo quedan las imágenes y los recuerdos de una bonita velada que seguro que repetiremos el próximo año. Esperamos que con nuevas incorporaciones a las que les aseguramos que además de colaborar con los proyectos, también socializarán, crearán lazos de amistad y descubrirán grandes personas. ¡Queda inaugurado el #OcioKUBUKA 2018!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.