Empieza la cuenta atrás

Llegar a casa y tener ganas de contar lo vivido en este fin de semana; esa es la sensación que un servidor tiene, al igual que deben de tenerla el resto de los nuevos integrantes, en una pequeña medida, del proyecto que desarrolla el equipo de Más por Ellos.

Que mejor manera de empezar este relato que nombrando a los que han sido sus protagonistas. Entre ellos encontramos, en primer lugar, a los integrantes del equipo de Más Por Ellos que han podido venir: Elena, Rocío, Carlota, Pedro y Luis (Pino). A continuación debemos nombrar una gran pareja de monitores como son Alberto y Diego. Por último toca hacer referencia a los que nos hemos beneficiado de estos casi tres días de quedada: Abir, Alba, Alfonso (Sito), Alvaro (Sierra), Bea, Claudia, Laura, Mar, Patricia y un servidor. Tampoco queremos olvidarnos de los que no han podido venir, pero que forman parte ya de este equipo de voluntarios de verano: Ildara, Laura, Clara, Pablo y Felipe.

_MG_9222

Y, ahí estábamos, a las 18:00 un viernes por la tarde en medio Madrid, en el famoso “cubo”, conocido para la mayoría como el monumento a la constitución, aunque algunos de nuestras compañeras (mallorquinas y gallegas principalmente) decidieran buscar una estatua de cubo de basura como punto de encuentro. Siendo honestos, el primer contacto fue más ente todos los nuevos voluntarios con Diego y Elena que entre nosotros mismos. Sin embargo, fue subirnos cada uno a su furgoneta, y no dejar de hablar hasta llegar a la finca, pidiendo incluso a los propios conductores que bajaran la música para poder escuchar bien todos cada una de las historias.

Del viaje poco que reseñar. Elena, nuestra “jefecilla”, parecía algo asustada con los caminos por los que se veía obligada a conducir con su apreciada furgoneta. Rocío y Carlota nos deleitaban en la otra furgoneta con grandes canciones con las que  en más de una ocasión se arrancaron a cantar.

_MG_9251

Con todo eso llegamos a nuestro destino en el momento justo para poder deleitarnos con una de esas puestas de sol que poco tienen que envidiar a las famosas africanas.  El hecho de que una primera cena entre gente desconocida se alargue hasta altas horas de la mañana solo se puede esperar cosas positivas a nivel de colectivo.

Y solo era cuestión de horas de que esto quedara patente. Las pruebas organizadas por nuestros dos monitores hicieron que nos “enfrentáramos”, divididos en dos grupos, física y mentalmente. Después de una mañana más física, vimos más que oportuno un baño en el lago, seguida de una barbacoa para recobrar fuerzas y una charla informativa por parte de los coordinadores, entre los que ya estaban  Pedro y Luis sobre África. En ella se nos informó del trabajo a realizar en el terreno una vez estemos en África, nos hicieron llegar recomendaciones  en la forma de actuar, de tratar a los que van a ser nuestros vecinos más cercanos, así como normas de comportamiento para que no tengamos ningún problema.

_MG_9250

La tarde estuvo ocupada por pruebas más lógicas, en las que tuvimos que poner en común ideas para intentar conseguir los mejores tiempos y resultados de forma colectiva.

Resulto más que gratificante los elogios que todo el equipo recibió por parte de los monitores en cuanto al trabajo desarrollado, a la voluntad de todos por hacerse notar y por escuchar las ideas del resto respetando en todo momento las distintas opiniones. Oir sus impresiones sobre todo lo positivo que veían en nuestro grupo hizo que todos acabáramos el día con una sonrisa en nuestras caras.

Otra larga noche de diversión sana hizo que los lazos que han empezado a unirnos fueran más y más fuertes.

Con todo esto solo quedaba volver, regresar a nuestras vidas, conscientes de que, aunque haya sido breve y aún nos falten por conocer a alguno de nuestros compañeros/as, empieza la cuenta atrás para un mes que se prevé alucinante.

Creo que hablo en nombre de todos los que vamos a ser voluntarios de verano (en este caso de los que hemos podido acudir a esta convivencia) al agradecer a la organización Más por Ellos por la oportunidad que nos han brindado. Agradecemos de verdad la confianza que han depositado en nosotros, la forma en la que nos han hecho formar parte del equipo. Por otra parte, nos ha encantado la ayuda que han brindado los dos monitores que nos han acompañado y de los que hemos aprendido tantas cosas.

De verdad, gracias.

Sergio

Gracias a Sito por su gran reportaje fotográfico!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.