GENTE QUE INSPIRA

GENTE QUE INSPIRA

Hoy escribo sentada en el suelo del terreno de Tala, a 63km de Nairobi, donde Más Por Ellos empezó hace un año a construir una casa de acogida para 120 niños. Escribo viendo esta tierra roja tan característica de África y que tanto me gusta, mientras el sol más naranja y rosa que el nuestro se esconde, los niños juegan con los voluntarios que han venido este verano, y escucho a teacher mum hablando en swahili con otro grupo de niños. 

ale5

Y siento que esto no es sólo una casa de acogida, es mucho más; es un hogar. Un hogar para los 20 niños que viven aquí desde principios de año, para cada uno de los trabajadores que hacen que funcione, para Sara, Dorkas y sus dos bebés, a quiénes Álvaro dio la oportunidad de tener una vida mejor y a quién ellas ven hoy como un padre, para los voluntarios que se quedan durante meses… Incluso para mí, que me siento en casa desde que cruzo su puerta roja y verde y veo a los niños bajar del columpio y venir corriendo hacia mí.

Desde aquí echo la vista atrás, pienso en cómo empezó todo, en cómo me he ido enganchando a esta ONG que ha conseguido lo inimaginable en tiempo récord… y se me llenan los ojos de lágrimas y se me hace un nudo en el estómago. Me emociona pensar que hoy yo también soy parte de esto.

ale4

Hace aproximadamente 3 años conocí a Álvaro Pérez-Pla, cofundador y director en Kenia de Más Por Ellos. Por aquel entonces él estaba empezando a crear la ONG y yo trabajaba en la Fundación LQDVI, así que nuestra relación se reducía a «coincidir» en sitios o con gente que teníamos en común. Pero desde el principio fui siguiendo cada paso que daba con una admiración que aún hoy me cuesta explicar. Veía sus fotos en redes sociales, leía cada entrada que escribían en su blog, me estudiaba cada pestaña de su página web… y alucinaba con la coherencia que desprendía cada uno de sus actos y sus palabras. Hay gente que se queda con su valentía, juventud, iniciativa, humildad o generosidad. A mí, además de todo eso, me fascina su coherencia y su empeño por conseguir transparencia en un mundo en el que cada vez escasea más a pesar de su importancia.

ale7

Tiempo después dejé mi trabajo y escribí a Álvaro para darle la enhorabuena por todo lo que estaba consiguiendo, pero sobre todo, porque ahora tenía tiempo y unas ganas locas de conocer más su ONG y ayudar en lo que necesitaran. Casualidad o destino… en ese momento estaban empezando a organizar su primer voluntariado, cosa que no sólo me encanta y me ha cambiado la vida, sino que además he trabajado en ello varios años. Me pidió que quedara con Elena, responsable del mismo, para contarle lo que pudiera. Y ese primer encuentro fue amor a primera vista para las dos. Ella me ha ido abriendo las puertas de Más Por Ellos pole pole, como dicen en Kenia, hasta tenerme donde estoy hoy. 

ale3

Poco a poco fui descubriendo que detrás de un gran hombre no sólo hay una gran mujer, como dice el refrán, sino que hay un montón de personas que forman un equipo que puede con todo. Conocerles y ver lo que se mueve detrás de la ONG me enganchó todavía más de lo que ya estaba. Ya no sólo eran Álvaro y Elena, sino un grupo de gente joven, ilusionada, trabajadora, con ganas de aprender de todo y de todos, pero sobre todo generosa, que dedica a los demás su tiempo libre después de trabajos de los que salen hasta a las 5 am (sin exagerar), o el tiempo del que ni disponen. Y todo VOLUNTARIAMENTE. Porque además, Más Por Ellos da un valor especial a todos sus voluntarios y les hace sentir partícipes e importantes en cada paso que dan.

IMG_1392 (2)

Pasados varios meses, Álvaro, Elena y yo hablamos de la posibilidad de unirme «oficialmente» al equipo, y desde entonces han sido muchas las horas de estudio (tomando apuntes aunque a alguna le haga mucha gracia), reuniones, skype, etc.… dedicadas a conocerlo todo en profundidad. Pero más ha sido la ilusión, las sorpresas al descubrir la energía que transmiten cada uno de ellos, las ganas de estar a la altura… porque he descubierto a un grupazo de gente profesional, entregada, y sobre todo, que cree desde lo más profundo de su ser en la misión de Más Por Ellos. 

ale2

Pero me faltaba un paso importante; venir a Kenia. Poner cara a todos los nombres que aparecían en nuestros emails, entender los motivos que mueven cada proyecto, conocer las calles, el ritmo… con el que se mueven nuestros voluntarios. Entender el origen de todo. 

En este mes he recorrido Kibera (Nairobi), sus calles llenas de basura, de miseria y de injusticia. Pero me llevo sus sonrisas a pesar de todo, su esperanza, emprendimiento y ganas de trabajar. Una lección absoluta que nos recuerda que hasta en el peor de los lugares, siempre hay algo positivo que te empuja a seguir luchando. 

ale6

He visitado los colegios que Más Por Ellos apadrina, y he conocido el orfanato de Good Samaritan, donde toda la historia de Más Por Ellos cobra sentido para mí. Un lugar en el que viven 300 niños gracias a Mama Mercy, en unas condiciones que me revolvieron el estómago en mi primera visita. Es difícil tener que agradecer que por lo menos tengan eso, que esas condiciones de vida tan ínfimas sean lo mejor a lo que pueden aspirar… y sin embargo, tenemos que hacerlo. Tenemos que valorar que «por lo menos» tienen un sitio donde dormir, comer y estar con otros niños, protegidos en la medida de lo posible.

Hoy escribo desde Tala, con Álvaro sentado a mi lado. ¡Y me parece increíble! Igual que me lo parecía recorrer las calles de Nairobi con él en moto…

ale

Me EMOCIONA hasta límites que no se describir estar aquí, viviendo todo esto, viendo las caras de admiración de los voluntarios, compartiendo su curiosidad, su motivación, entendiendo lo que le mueve cada día a él y al resto del equipo que trabaja y tira del carro desde España.

IMG_1391 (2)

Formar parte de algo así le devuelve la fe en las personas a cualquiera, te llena de energía, de ganas de poner más que un granito de arena, y sobre todo, ¡inspira!

Hoy soy parte de Más Por Ellos y no creo que vaya a encontrar en una vida la manera y el tiempo suficiente para agradecerlo.

Alejandra

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.