menú

LA VUELTA

Tras pasar dos meses en Kenia colaborando con Más Por Ellos, es hora de volver a la vida cotidiana, aunque con muchas diferencias. Una de ellas, y para mí una de las más importantes, es no poder ver al despertar la sonrisa de cada uno de los fantásticos niños de Lisha Children’s Home y de Kibera. Echo de menos tener que ir detrás de ellos para que se cambien el uniforme o simplemente para que se laven los dientes.

niños

Es increíble que unas personitas tan pequeñas puedan dejar un vacío tan grande dentro de ti. Sus risas y sus ganas de disfrutar y de jugar hacían del día a día algo único. También hubo momentos de miedo o de preocupación, como cuando alguno de ellos caía enfermo. Como enfermera, me he sentido totalmente realizada con sus sonrisas o sus «thank you» por solo lavarles las heridas o darles un beso en la frente.

Experiencias como esta te muestran cómo un niño puede conformarse con poco, y ser feliz con lo mínimo; que no necesita de grandes tesoros para sentirse querido y amado. Que no es necesario colmarles de mil juguetes o ropas, ya que una botella de aceite puede llegar a ser un cochecito, o una rueda puede transformarse en el mejor compañero de juegos de uno de nuestros pequeños.niñosfelices

Cosas como estas hacen que seas más sensible a las situaciones cotidianas en las que antes no te fijabas y que te llamen la atención actitudes que pasaban inadvertidas. Por ejemplo, ver llorar a un niño porque su madre no le quiso comprar un juguete nuevo, cuando en sus manos sostiene uno.

Nadie dijo que la vuelta fuera a ser fácil y realmente cuesta adaptarse de nuevo. Los primeros días los afrontas con cierto miedo, y es normal sentirse algo perdido y desorientado. No dejas de recordar los buenos momentos pasados allí, y ese debe ser el motor que te impulse cada día.

banco

La fuerza, las ganas y la lucha que he visto en cada una de las personas que he conocido allí, es lo que hace que la única idea que tenga en la cabeza es: Si quieres, puedes hacerlo. Solo tienes que luchar por ello.

Asante sana Más Por Ellos! Kwaheri Kenia!

Paqui

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar