Persiguiendo un sueño

 

“No tengáis miedo de hacer algo diferente”. Con esta frase acabó la reunión Mauri. Habíamos quedado en la Fundación Lo Que De Verdad Importa con nuestro Consejo Asesor al completo con el objetivo de actualizarles sobre nuestros últimos meses y dibujar una hoja de ruta para la segunda fase del proyecto. A medida que María, Robert y Mauri escuchaban nuestros avances y nuestras ideas, observaba como se les dibujaba una sonrisa en la cara.

Hace poco me leía “El Poder de las Sonrisas” de Jaume SanLlorente. En sus páginas, el fundador de Sonrisas de Bombay cuenta de primera mano su experiencia como director de la ONG durante 7 años de su vida. El libro no es solo entretenido para el lector, es una guía practica de cómo llegar a cumplir un sueño. La historia de Jaume es la de una persona que se encuentra con una injusticia y no se queda de brazos cruzados. Esa decisión fue la decisión más importante que tomó en su vida: ser consecuente.

Una persona es consecuente cuando tiene unos principios y unos valores por los que guiarse en la vida, cuando tiene fe en algo y está dispuesto a sacrificar todo por ese algo, cuando no se miente a sí misma. Jaume decidió ser consecuente consigo mismo. Yo también he decidido ser consecuente.  ¿Y TÚ?

El otro día le comentaba a Elisa, directora de Soñar Despierto Madrid, que no había nada más bonito que ser consciente de tus sueños, no poder controlar hasta dónde llega tu mente, soñar con llegar hasta ese punto: soñar despierto. Hace un año estaba soñando con crear una ONG diferente, que aspirase a realizar un cambio real en la comunidad de Kibera, una ONG que transmitiese su misión. Ya no es un sueño, es una realidad. Todo porque un grupo de jóvenes españoles decidimos ser consecuentes con lo que nos habían enseñado y lo que habíamos aprendido a base de la experiencia que te da la vida.

 En 6 meses hemos conseguido que Más Por Ellos tenga unos principios y unos valores por los que guiarse, y lo que es más importante aún: tenemos fe en la consecución de nuestra misión. Hemos ayudado a muchas personas, hemos ilusionado a muchas otras, pero sobretodo hemos conseguido hacer sonreír a la gente. Ya no somos solo 10 los que formamos Más Por Ellos. Tenemos a un consejo asesor comprometido, a un equipo de colaboradores de Más Por Ellos,  a 35 padrinos, a 16 socios, a 6 emprendedores. Todas esas personas forman Más Por Ellos por una razón:

“Cuando te inspira un objetivo importante, un proyecto extraordinario, todos tus pensamientos rompen sus ataduras: tu mente supera los limites, tu conciencia se expande en todas direcciones y tu te ves en un mundo nuevo y maravilloso. Las fuerzas, facultades y talentos ocultos cobran vida, y descubres que eres una mejor persona de lo que habías soñado ser”

“Una mejor persona de lo que habrías soñado ser” ¿todo, por ser consecuente? SÍ!

Puedes soñar y debes ser consecuente con tus sueños. En definitiva, debes luchar por atrapar tus sueños. Cuando te das cuenta de la importancia de este hecho, es cuando estás preparado para vivir plenamente.

Lo bonito seria que entre todas nuestras sonrisas lograsemos crear un mundo mejor. Porque si una persona soñando y siendo consecuente se hace mejor persona de lo que jamás habría soñado, ¿que pasará si muchas personas comparten un mismo sueño y son consecuentes?  Ese es el verdadero Poder de las Sonrisas, eso es Lo Que De Verdad Importa.

Haz Más Por Ellos! Y haz Más Por Ti!

Álvaro

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.