Un 2015 lleno de fuerza

Un 2015 lleno de fuerza

Un fin de ciclo siempre es buen momento de hacer auto-evaluación. En realidad, siempre es bueno hacer chequeos para ver como se encuentra el estado de ánimo y las fuerzas que tiene el equipo. Durante la ejecución de las fases hay veces que te sumerges en las actividades que ocurren a diario y no recuerdas lo importante que es esto. En esta primera etapa que hemos denominado el comienzo de la organización, hemos aprendido una infinidad de cosas. Lo más importante es que hemos aprendido a organizarnos y hemos creado una fe inquebrantable entre el equipo en nuestra visión y misión.

IMG-20141218-WA0031-1024x768

Al comenzar esta primera etapa pensamos en un decálogo que nos definiese como organización. Establecimos unas raíces fuertes que han hecho que este proyecto sea sólido y pudiese aspirar a conseguir grandes cosas. Honestidad con uno mismo y con el equipo, transparencia, metodología, compromiso; son algunos de los principios que rigen nuestra organización. Cuando hicimos este decálogo no éramos conscientes de lo importante que iba a ser para nosotros. Creer firmemente en una idea, con toda tu fe y poner todo tu empeño; creer como cuando una persona profesa una religión; creer en los principios y no en las personas; todo hace que puedas trabajar bajo una única premisa que vale universalmente: lo haces porque quieres y porque es algo que no sólo te hace ganar a ti sino también al mundo en general. Estamos seguros de que este es el camino que llevará nuestro proyecto al éxito. Más Por Ellos nos ha dado mucho más de lo que nosotros hemos hecho por esta causa, pero eso no es lo importante. Lo importante es que todos hemos ganado y hemos conseguido que personas crean.

IMG-20141218-WA0005-1024x768

La primera cena en la casa de Tala el 18 de diciembre 2014

Empezamos una nueva etapa, la etapa de consolidación de la organización y de nuestros programas. La empezamos con el apoyo de más de 250 personas que nos ayudan mensualmente en nuestros proyectos. Hemos sacado adelante un proyecto precioso entre todos. Empezamos una nueva etapa con más fuerzas, si cabe, que en la primera, con el aprendizaje y la madurez que conlleva cometer errores y vivir situaciones difíciles.

Podemos y debemos estar orgullosos. Pero no vale de nada mirar adelante o atrás, solo vale disfrutar del momento y sacar lo mejor de uno mismo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *