Yo también volveré a Kenia

Nunca en mi vida me hubiese planteado viajar a Kenia para ayudar en un orfanato si no llega a ser por conocer in situ el gran proyecto que está realizando Más Por Ellos allí. ¿Quien me hubiera dicho que a los 49 años iba a vivir más de un mes sin luz  ni agua caliente? Pero hoy puedo decir que nunca olvidaré esta experiencia y que me ha cambiado el chip para siempre. Cuando Álvaro, mi hijo, se fue por primera vez a Kenia sabía que algo había cambiado dentro de él y ahora entiendo el porqué. 
Entrar en «Good Samaritan» (un centro de acogida en un barrio de chabolas de Nairobi) y ver a unos 200 niños hacinados, sucios, y que solo comen una vez al día, hace que se te caiga el alma a los pies. Observar cómo unos niños de menos de 4 años de edad comparten felices la comida en la tapa de una basura, comiendo con las manos es algo indescriptible. Y a estos niños se les puede llamar afortunados, porque tienen un techo donde dormir aunque compartan el mismo colchón con otros cinco, porque tienen un plato de comida preparado todos los días a la misma hora. Hablar y estar con estos niños huérfanos o abandonados te emociona pues no se les quita la sonrisa de la boca ni por un instante. Nos ven a los muzungus (blancos) como su salvación. Tener abrazada, besar y acariciar a una niña de 5 años con sida y verla feliz porque alguien la hace caso es muy triste pero a la vez te llena el corazón.
 
En unos días, 30 niños de este centro se irán a vivir dignamente al orfanato que Más Por Ellos está construyendo a una hora y media de Nairobi, como les va a cambiar la vida!!!!. Nos los llevaríamos a todos pero por ahora no es posible. El plan no ha hecho más que empezar, y poco a poco todos los niños de «Good Samaritan» irán saliendo de este lugar de paso, en el que Mama Mercy les acoge con los brazos abiertos aunque tenga pocos medios para que  lleven una vida digna. Más Por Ellos está buscando una solución y es por ayudar a estos niños por lo que Álvaro ha dejado toda su vida en Madrid para mudarse a vivir a Kenia. Es admirable por su parte y me llena de orgullo como madre. Su sueño es cambiarles la vida a todos estos niños, un sueño que ha compartido, y que ahora más que nunca también se ha convertido en el mío y en el de todos los voluntarios y personas que ayudan día tras día.
 
pilar
Durante mi estancia tuve la suerte de cuidar y mimar como si fueran mis propios nietos a los dos primeros niños que han ido a vivir al orfanato de Más Por Ellos: Cuando llegué, Don Carlos tenía dos meses y Elisa cinco días. Me hubiese encantado ver el orfanato lleno de niños pero como se ha retrasado la obra, (la primera fase ya está a punto) volveré en cuanto pueda. POLE POLE THIS IS AFRICA!!!!! (poco a poco).
 
Mientras tanto tengo una misión igual de importante que la que está haciendo Álvaro allí, concienciar de las necesidades que tienen estos niños y de la gran labor que está haciendo Más Por Ellos. Con muy poco se puede hacer mucho entre todos. No puedo estar más orgullosa de él, está entregando su vida por ayudar a los demás, y no hay nada que pueda ser más admirable y gratificante.. Doy las gracias cada día por la suerte que tengo y hoy también por la experiencia tan humanamente enriquecedora que me ha regalado Más Por Ellos. ASANTE SANA.
Pilar
PD. Si queréis hacer más por Ellos y este fin de semana estás en Madrid, apúntate al 2º Torneo de Mus Benéfico «Mus Por Ellos» que tendrá lugar en el Club Social de La Rinconada el sábado 15 de noviembre a partir de las 17.00. Confirma tu asistencia mandando un email con el nombre de las dos personas que jugarán a eventosmasporellos@gmail.com.
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.